04 julio 2006

Elecciones Presidenciales en México: Se instala la incertidumbre tras desconfianza en el Programa de Resultados Electorales Preliminares del IFE


Métodos de Estimación del Informe de Conteo Rápido IFE


El IFE admite que falta computar millones de votos que quedaron fuera en el recuento previo
“…El presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, dijo hoy en entrevista en un programa de la cadena Televisa que todos los partidos tienen conocimiento de esta circunstancia porque con ellos se acordó que no quedarían registradas "algunas actas que tienen inconsistencias"… Señaló que en esta circunstancia no hay mala fe sino que estas actas fueron colocadas "en un archivo aparte" a la vista de todos, un proceso "lógico" y que "siempre ha sido así" desde que comenzó a funcionar el PREP en 1997… Este sistema cuando fue cerrado veinticuatro horas después de que cerraran las mesas electorales en México daba una ventaja de 402.708 votos al conservador Felipe Calderón…”

La izquierda pide que se revise voto a voto los resultados electorales en México
“…El Instituto Federal Electoral (IFE) no ha declarado un ganador por la estrecha diferencia entre ambos candidatos, y aseguró que mañana comenzará a hacer el recuento final de las actas distrito por distrito… "Estamos planteando que se cuenten todos, todos los votos desde el principio; frente a un resultado tan cerrado que se cuente solamente una parte puede generar una sombra de duda", dijo Horacio Duarte, el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de López Obrador ante el IFE…. "Entre otras cosas extrañas está que ganamos en tres circunscripciones de cinco, perdemos sólo en dos y, sin embargo, no ganamos la Presidencia", señaló López Obrador. "Gano también en 155 de 300 Distritos y no gano la Presidencia. Ganamos en 16 Estados del País y no gano la Presidencia. Gano en el Distrito Federal, el Estado de México y Veracruz, que son los tres Estados con más ciudadanos", reclamó el líder izquierdista…”

Incertidumbre y Sospechosismo
“…Muy aparte de la incertidumbre en que nos ha sumido el Instituto Federal Electoral, el pueblo de México ha entrado al sospechosismo, terminó acuñado por el clásico, Santiago Creel Miranda, puesto que conforme trascurre el Conteo Rápido del IFE se acorta la supuesta ventaja del candidato panista, Felipe Calderón Hinojosa, que al momento de pergeñar este Comentario, es de menos de un punto porcentual, es decir de punto noventa y ocho por ciento, respecto del perredista, Andrés Manuel López Obrador…”

El reto de la gobernabilidad
“…Cualquiera que finalmente resulte presidente de México en las próximas horas, deberá emprender de inmediato la tarea de aliviar las lastimaduras causadas por una campaña electoral tan rasposa como la que acaba de concluir, y prepararse para conseguir la buena voluntad y la colaboración de quienes fueron sus rivales… Esto vale, incluso, para este momento de incertidumbre, independientemente de los resultados que pronto habrán de darse a conocer. Y han de hacerlo no sólo por grandeza, sino por necesidad y conveniencia de todos. En estas elecciones el triunfo se logra con menos de 15 millones de votos de poco más de 71 millones de empadronados, en un país de más de 100 millones de habitantes. La victoria la dieron la tercera parte de los votantes, que representan casi la quinta parte de los empadronados…”

El fraude según San Hildebrando
“…El Programa de Resultados Electorales Preliminares del IFE fue organizado para instalar con rapidez y contundencia la percepción de que Felipe Calderón iba ganando con holgura. Los primeros datos dados a conocer por el citado PREP fueron los electoralmente más favorables para FC, pero enseguida y hasta el final del conteo esa tendencia bajó atípicamente. Dicho de otra manera: el PREP acomodó las cifras de casillas de lo más favorable a FC hasta lo desfavorable, en una picada similar a una resbaladilla infantil. En cambio, los números de López Obrador arrancaron de lo más bajo y mantuvieron una línea ascendente hasta que, al ir contabilizado 85 por ciento de las casillas, entraron en una caída poco explicable…”

Nuevo mapa electoral
“…Una nueva geografía electoral. El país votó de forma dividida, el PAN ganó 16 estados (Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Colima, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora Tamaulipas y Yucatán) y el PRD 15 estados (Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas) y el Distrito Federal. Hay una nueva distribución geográfica de los votos que sustituye lo que hubo hasta el 2003: los formatos de partido se mueven de dos sistemas de bipartidismo, entre PRI y PRD y entre PRI y PAN, con una franja de multipartidismo, hacia un nuevo bipartidismo entre PRD y PAN, cuya distribución territorial apunta a un norte y occidente blanquiazul, y el centro y sur amarillo. El PRI pasa a ocupar el tercer lugar con un nuevo tamaño de 20%...”

¿Empatados o patadas de ahogado?
“…No debería sorprendernos la situación al filo del prefigurado "empate técnico", pues se empezó a manejar los días previos a la jornada electoral, después del cuñadogate, cuando se vieron en la imposibilidad de seguir planteando que Felipe Calderón iba arriba en las encuestas. Este escenario obnubila de momento el festejo por la participación ciudadana masiva adonde acudimos más de 40 millones de mexicanos y mexicanas y quienes fungieron con cargos en las casillas lo hicieron con gran responsabilidad…”

PRI, la caída
“…Nadie duda que el gran perdedor de la elección del pasado domingo es el viejo PRI. Así lo muestra una comparación elemental de las dos recientes elecciones presidenciales, la de 2000, en donde el candidato Francisco Labastida consiguió poco más de 13.5 millones de votos, 36.5% de los sufragios, y la del pasado domingo -seis años después-, en donde el candidato Roberto Madrazo alcanzó sólo 8.3 millones de votos, 21.5% del total de los sufragios emitidos. En sólo seis años, entre las elecciones presidenciales de julio de 2000 y julio de 2006, el PRI perdió 15 puntos porcentuales -poco más de 6 millones de votos-, lo que significa alrededor de 45% de su caudal electoral. Un desastre político electoral, por donde se le vea. Eso sin contar con la erosión que sufrió en las elecciones federales para renovar las cámaras del Congreso, en donde el Revolucionario Institucional cayó al tercer lugar…”

La sombra del 88
“…Los dados electorales fueron cargados a favor de Felipe Calderón. Desde el poder la derecha dio un golpe de Estado técnico. Los comicios no sólo fueron inequitativos, sino tramposos. Todos los recursos del gobierno federal, lícitos e ilícitos, fueron utilizados para favorecer al abanderado del Partido Acción Nacional (PAN). Se echó mano de casi todas las mañas del viejo Partido Revolucionario Institucional (PRI) para hacer ganar al candidato del gobierno. Se pusieron en práctica, además, los artilugios que las nuevas tecnologías informáticas permiten…”

Otros links
Lucha electoral acapara diarios estadounidenses
Opinan los columnistas de EL UNIVERSAL sobre las elecciones
RESULTADOS ELECTORALES (PRESIDENCIALES 1988 – 2006)

No hay comentarios.: