17 junio 2005

PREMIOS 20BLOGS

En el Sentido de la Vida:

Fragmento tomado del capítulo 1: PRINCIPIO Y JUSTIFICACIÓN

Cada maestrillo tiene su librillo y cada sinvergüenza su Enciclopedia Espasa. Aquí vamos a hablar de una clase de sinvergüenzas, los conquistadores con o sin éxito, incluidos en el viejo arquetipo español del Don Juan. No hablaremos de otros sinvergüenzas más peligrosos, del ladrón al falsario, ni de los canallas que pegan a las mujeres o las explotan, ni de los locos que se dejan pegar por ellas, ni de la enorme variedad de depravados en cuya fabricación parece estar especializándose nuestra codiciosa sociedad.

Los sinvergüenzas objetos de este estudio, al lado de tantos otros, son unas almas de la caridad y, salvo en algunos aspectos, unos caballeros, amantes admiradores de la belleza y algo obsesivos cazadores de la mujer. Claro que la caza de la mujer sólo es el paso obligado para cumplir con el mandato bíblico: creced y multiplicaos.

¡Ah, ¡la multiplicación! Una de las operaciones que más tinta ha hecho correr y que más ha entretenido al ser humano hasta el invento y difusión de la televisión. Millones de años después de descubrirse la multiplicación de la especie, sigue teniendo atractivo.

¿Quién no ha visto, en las proximidades de alguna playa mediterránea, a una rubita conduciendo una vespa rosa y ha pensado "Señor, señor"? Pues el sinvergüenza del que tratamos es el que no piensa "Señor, señor". El va y actúa.

Versión completa del libro en:
Cómo ser un sinvergüenza con las mujeres



Weblogs destacados
La Lluvia en Sevilla es una Maravilla
El otro mundo de la Canalla
El Pony Pisador
Mujer Gorda
Silenciosa y Mortal
Lametones de Amor
Las monjas también cotizan
La Mala Racha

1 comentario:

LeeLoo dijo...

Gracias por mi link en tu página.
Me dió mucho agrado verlo allí.
Saludos